Regla n. 2: Mantén tu BBDD limpia y saneada

12 novembre

Para continuar con el análisis en profundidad de las 10 reglas de oro del email marketing de Splio, nos concentramos esta vez en la regla número 2,  es decir mantén tu base de datos limpia y saneada (si te perdiste el post sobre la regla número 1, puedes leerlo aquí). Como ya hemos destacado en otras ocasiones, en el email marketing, la calidad de la base de datos con la que trabajamos, es uno de los elementos imprescindibles si queremos conseguir buenos resultados. En este caso se confirma la máxima: mejor calidad que cantidad.

La calidad de tu BBDD es crucial para la tener una buena entregabilidad y tasas de apertura altas, así que dedícale tiempo y esfuerzo a mantenerla siempre a punto. Y el primer paso es la gestión de las bajas. Permite que tus usuarios se den de baja de manera sencilla, colocando un link muy visible en la parte de arriba de tus emails. Conseguirás tener una base de datos sólo con personas que realmente quieren recibir tus newsletters, y además aportarás un plus de confianza y fiabilidad. Da de baja inmediatamente a todos los destinatarios que se quejen por spam (Feedbackloop), porque estos dañaran gravemente tu reputación si les sigues enviando mensajes, y podrías acabar siendo bloquedado por los servidores de correo (Hotmail, gmail, yahoo, etc.). Si la gente se da de baja, no se lo confirmes con un email, o les vuelvas a preguntar, deja de contactarlos de inmediato. Si alguna vez vuelven a estar interesados en tu información, será mucho más fácil que se inscriban de nuevo si les trataste bien en el pasado y respetaste su deseo de no saber nada más de ti. Elimina las direcciones de email dañinas tipo “spam@”, “postmaster@”, “abuso@”, etc., y mantén tu base de datos limpia de Hardbounces.

Los hardbounces son direcciones de email inválidas, bien porque el nombre del dominio no existe o porque la dirección no es válida. La plataforma de envío de email marketing te dirá cuáles son estas direcciones para que las puedas eliminar. Otra buena práctica es excluir de todos los envíos a los usuarios inactivos (aquellos que no te han abierto en mucho tiempo). Lo ideal con estos usuarios es dejar de enviarles los emails periódicos y en cambio preparar campañas de reactivación especiales, con ofertas muy agresivas para tratar de que vuelvan a ser activos. Con una buena estrategia para los envíos y una base de datos de calidad, obtendrás una alta entregabilidad y una mayor fidelidad de tus clientes. Ahora que ya sabes cómo tener tu base de datos limpia, es importante también saber la calidad de la misma. A continuación te damos 4  consejos para conocer y mejorar la calidad de tu base de datos.

¿Cuál es tu tasa de crecimiento?

Si analizas tu trayectoria, ¿estás ganando más suscriptores de los que pierdes? Como media, las empresas pierden alrededor del 30% de sus suscriptores totales cada año, a causa de por año porque los emails son inexistentes o se dan de baja.

¿Cuál es tu tasa de bounces?

¿Tu tasa de bounces es inferior al 5%? El estándar de la industria es una tasa del 1%. Si tienes un índice por encima del 5% debes preocuparte.

¿Es tu BBDD estacional?

Si tu negocio es estacional, tu base de datos también lo será. El control regular te ayudará a identificar cómo la estacionalidad afecta al crecimiento de la base de datos. De esta manera también podrás saber si estás captando más suscriptores de lo normal en esta época o estás perdiendo más abonados que de costumbre.

¿Tienes todos los datos importantes de tus usuarios?

Analiza que datos tienes, y cuáles podría ser importante tener para campañas futuras. Recopilar datos sobre tus destinatarios puede ayudarte a segmentarlos de manera más eficiente. Esperamos que estos consejos te sean de utilidad. Si tienes cualquier duda, contacta con nosotros, y si aún no tienes la infografía que resume las diez reglas, DESCÁRGATELA aquí.

Regla n.1: No envíes a quién no lo espera